¿Cómo elegir un buen proyector?

Cuando nos decidimos a comprar un proyector es porque queremos mejorar nuestra experiencia de vídeo y por ello buscamos aquel que nos de las mejores prestaciones. Las características que nos ofrecen los proyectores cada vez son mayores y algo más liosas por eso hemos recopilado a las que más atención debemos prestarle:

Lumenes ANSI

En los proyectores los lúmenes se utilizan para poder medir la potencia del proyector, es decir, su brillo, la cantidad de luz que es capaz de emitir. A mayor número de lúmenes mayor potencia tendrá el foco para proyectar la imagen. Esta potencia no tiene nada que ver con la calidad de la imagen que dependerá exclusivamente de su tecnología. Debemos, también, tener en cuenta la sala donde vayamos a utilizar el proyector ya que los lúmenes también determinan, en la mayoría de los casos, el precio del proyector. Estos lúmenes vienen determinados por un estándar marcado por el Instituto Nacional Estadounidense de Estándares (ANSI).

También debemos distinguir si queremos un proyector para la oficina o para casa ya que debido a las condiciones necesitaremos unas prestaciones u otras.

Los de uso doméstico suelen ser más apagados ya que, por lo general, los utilizaremos para proyectar películas, series o eventos y lo haremos con una luz de ambiente mucho más baja que lo que necesitaríamos para una oficina que estaría a plena luz del día.

Por ello, una casa no necesitará un proyector con tantos lúmenes de potencia y el proyector sería perfecto lo podríamos considerar a partir de 2.000 lúmenes de potencia lo que hará que podamos disfrutar tanto en una sala totalmente a oscuras, como en un espacio con algo más de luz de ambiente.

Contraste

¿Qué quiere decir el contraste? El contraste condiciona la profundidad de los negros y el brillo de los colores, es decir, es la diferencia entre el blanco más intenso y el negro más puro. Las tecnologías mejoran cada vez más los blancos y negros consiguiendo una mayor diferencia para que podamos apreciar los detalles con buena profundidad.

Debe de existir un equilibrio entre los lúmenes y el ratio de contraste ya que si tenemos un proyector con muchos lúmenes y un ratio de contraste bajo la imagen se verá pobre y sin color. Los niveles nativos a partir de los 2000:1 son los ideales para proyecciones en casa, esto quiere decir que el punto más claro es 2.000 veces más claro que el punto más oscuro.

Tecnología

Proyectores LCD: Son mucho más simples. La luz blanca de la lámpara se divide en los tres colores primarios RGB y pasa a través de tres pantallas LCD. De esta manera se crea una imagen de color reconocible. Los colores se aprecian vivos, naturales y de alta calidad. Estos proyectores suelen tener una vida en sus lámparas de entre unas 2.000 y 4.000 horas. Suelen ser los más empleados a nivel doméstico.

lcd

Proyectores DLP: Estos proyectores exigen menos mantenimiento al no tener filtros que deban limpiarse y utilizan millones de pequeños espejos para proyectar los colores en la pantalla. Gracias a la fina estructura de espejos, la visualización de la imagen es muy fina y no se perciben puntos en la imagen.  Tienen una vida útil más larga y el contraste nativo es mayor. Para su fabricación se utilizan materiales que aseguran el óptimo rendimiento del proyector proporcionando una clara diferencia entre brillo y contraste. Lo que da lugar a una "imagen real".

dlp

 

Resolución

La resolución es un factor muy importante para un proyector ya que nos permitirá que podamos ver las imágenes con una mejor o peor definición. La resolución es el número de píxeles en las líneas horizontales y verticales que puede mostrar una pantalla. A menos resolución menor cantidad de píxeles y por tanto, peor calidad. Existen diferentes tipos de resoluciones:

-Full HD: Se trata de una resolución de 1.920 x 1.080 píxeles con un total de 2.073.600 píxeles en pantalla

-UHD: Se trata de una resolución de 3.840 x 2.160 píxeles con un total de 8.294.400 píxeles en pantalla

-4K: Se trata de una resolución de 4.096 x 2.160 píxeles con un total de 8.847.360 píxeles en pantalla

Estas son las resoluciones más comunes y demandadas actualmente en el mercado, aunque también tendremos que tener en cuenta el tamaño de nuestra pantalla para elegir la más adecuada.

Conexiones

No podemos olvidar, ni obviar, las conexiones que tenga nuestro proyector ya que son un factor importante para decantarnos por uno u otro. Esta tecnología nos permitirá poder conectarlo a un mayor número de dispositivos y de una forma más o menos sencilla.

Las conexiones habituales son HDMI, S-video, VGA que facilitarán la conexión de ordenadores portátiles y móviles. Si también incluyen puertos para USB o lectores de tarjetas nos harán la conexión mucho más sencilla y sin cableados. Siempre son más recomendables las conexiones digitales que las analógicas ya que las digitales permitirán la transmisión tanto de audio como de vídeo además de garantizar una mejor calidad.

Ahora, incluso, podremos encontrar en los proyectores conexion mediante WiFi y funciones propias de las Smart TV como en el proyector Benq 11000

Distancia de foco

Es la distancia a la que tendremos que colocar el proyector para que reproduzca la imagen. Existen proyectores que llevan incorporada una calculadora de tiro y adaptarán su zoom dependiendo de la pantalla a la que queramos proyectar la imagen. Proyectores como el W1700 de Benq realizan estas modificaciones automáticamente.

tiro corto

Necesidades

Que los proyectores nos ofrezcan otras posibilidades a nivel de accesibilidad y facilidades es un punto a favor. Que incluyan el mando a distancia y los soportes para poder colocarlo en el techo son opciones que vienen siempre muy bien y más cuando lo que queremos es un cine en casa.  

Por lo general, la gama de Benq cumple con todas estas características. Cualquier proyector que elijas cumplirá estos estándares otorgándote la mejor experiencia de vídeo imaginada.

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad