DALI estrena nuevo logo

Dinamarca, hace más de 35 años. Un grupo de consumados audiófilos se lanzaban a la aventura de crear una fabrica de altavoces capaz de sacudir la Alta Fidelidad europea. Así, con una primera palada y toneladas de pasión por la música, nacía DALI Speakers.

Megaline, Euphonia, Helicon, Concept, Mentor, Lektor, Zensor… Las gamas de cajas acústicas llegadas desde tierras danesas comenzó a hacerse hueco y renombre entre fanáticos de la HiFi de todo el mundo. Sus claves son sencillas, pero no fáciles de conseguir: innovación y desarrollo acústico, relación calidad-precio imbatible y hacerlo todo “en admiración a la música”, como versa su logo.

Fue la icónica gama IKON, usada habitualmente para configuraciones Home Cinemas, la que demostró todo de lo que DALI era capaz, democratizando el sonido de alta categoría para que cualquier aficionado a la música pudiera acceder a él.

DALI también realizó el mayor avance tecnológico en altavoces con la inclusión en sus drivers del SMC. Este material, Soft Magnetic Compound, bien conocido en sectores como la automoción y la aviación, tiene una alta conductividad magnética pero una conductividad eléctrica muy baja. Gracias a ello, se logra desterrar todos los problemas típicos de los sistemas magnéticos cajas acústicas, afectados por una histéresis contra la que el SMC es inmune. 

Después llegó Phantom, Fazon, Epicon, Rubicon, Kubik, las rompedoras Opticon, Spektor, Katch y Oberon, y queda mucho por venir. Sin embargo, era necesario un cambio.

El clásico logotipo de DALI está lleno de personalidad, pero después de más de 35 años las pintas han cambiado (también la de los fundadores de la firma) y era momento de actualizarlo. Un rojo más profundo, una tipografía contemporánea, y el mismo lema, con la misma admiración por la música y toda la fuerza, ganas y espíritu innovador para seguir creciendo.

Este es el nuevo logo de Dali Speakers:

Certificado Logo DALI.pdf

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

Introduce tu dirección e-mail

Y no te pierdas ninguna novedad